El impacto provocó que el Corsa terminara dentro del local de comidas concesionado por el Club Atlético María Grande, ubicado en dicha esquina. Las razones del accidente están bajo investigación.

Los conductores, ambos radicados de nuestra ciudad, no sufrieron lesiones de gravedad. Sí hubo que lamentar importantes daños materiales, tanto en los vehículos como en el edificio, ingresando por la puerta principal del local, tras derribar la misma.

INFORME : RUBÉN DAFFAR MARIA GRANDE