En el acto  desarrollado en el salón de convenciones  en la terminal  estuvieron presentes  todos los ediles ,  representantes de instituciones intermedias , público en general y  los  diputados  Uriel Brupbacher ,   Julián Maneiro y Esteban Vitor .

La imagen puede contener: 6 personas, personas de pie y traje

Que se dijo luego del mensaje  del intendente 

 

DISCURSO COMPLETO

Señor Presidente del Honorable Concejo Deliberante
Señor Secretario, Señores Concejales, autoridades, funcionarios, vecinos

La imagen puede contener: 2 personas, personas sentadas e interior
Llego hoy por primera vez a esta sesión para brindar un informe de gestión y un
mensaje a los vecinos para, de esta manera, dejar inaugurado un nuevo período de
sesiones ordinarias del Concejo Deliberante.
Recorrimos hasta aquí el primer trimestre de la gestión, un lapso relativamente
breve pero no menos significativo, ya que en este tiempo empezamos a sentar las
bases de lo que pretendemos que sea nuestro gobierno en los próximos años. Para
ello tomamos decisiones, todos los días, que se inspiran en la plataforma política
que presentamos y que fue votada por la mayoría de los mariagrandenses en junio
pasado.
Luego de las elecciones de 2019 asistimos a un largo período de transición donde,
por respeto a la voluntad popular, decidimos no inmiscuirnos en la gestión en curso.
Mantuvimos, no obstante, la mirada atenta y esporádicos encuentros de trabajo con
autoridades y funcionarios de la anterior administración, que nos permitieron
conocer parcialmente el estado general del municipio, su patrimonio y el estado de
las cuentas públicas.
Situación patrimonial, económica y financiera
Asumimos sin un inventario completo de los bienes que son parte del patrimonio
municipal, como lo establece la Ley Provincial de Municipios Nº10.027, y con una
deuda flotante –es decir de vencimiento a corto plazo- cercana a los 4 millones de
pesos, más precisamente de $ 3.882.131. Esto representaba el 2,25% del
presupuesto de 2019 y equivalía aproximadamente a un mes de salarios del
personal municipal.
Como primera medida nos propusimos reducir la deuda y simultáneamente generar
un fondo de recursos anticíclico que, ante la turbulencia económica-financiera, nos
permita hacer frente a los compromisos del futuro y desarrollar un plan de
inversiones públicas acorde a nuestro programa de gobierno. En un escenario de
2
inflación creciente, a los dos meses y medio, al 28 de febrero pasado, logramos
reducir la deuda a $ 2.537.989, lo que equivale 1,21% del presupuesto 2020, y
constituimos un fondo de reserva de $ 3.000.000, depositados en plazos fijos, que
servirán de sustento para el inicio de obras públicas ya planificadas. Estos recursos
no son del gobierno ni de la gestión, sino de todos los mariagrandenses.
Aplicamos para ello los principios de una buena administración interna, optimizando
mecanismos de compra a proveedores y de contratación de prestadores de
servicios, reduciendo los tiempos de pago y, en consecuencia, logrando precios más
convenientes a los intereses del municipio. Asimismo, esto fue posible porque
encontramos un eco favorable en los vecinos que, esperanzados con los indicios de
cambio en la ciudad, ampliaron su capacidad contributiva. Logramos un 21% de
aumento de la recaudación mensual en el pago de las tasas general inmobiliaria,
comercial y del cementerio. De acuerdo con la información provista por la Secretaría
de Gobierno y Finanzas el promedio mensual de recaudación en 2019 fue de $
2.314.147, mientras que en lo que va 2020 ascendió a $ 2.934.427. Otro indicador
que corrobora lo antes señalado es el incremento de un 25% de la recaudación
diaria, que en 2019 promedió los $ 258.942 y que en el período del 11 de diciembre
de 2019 al 28 de febrero de 2020 trepó a $ 345.203 diarios.
Como administración responsable también hicimos lo nuestro en el orden interno.
La política de mejores tiempos de pago a proveedores, la realización de compras
por licitación y la minimización de las compras directas nos permitió reducir el 21%
el valor de las compras, sin afectar la cantidad ni la calidad de los servicios públicos
municipales. Pasamos, en este sentido, de un promedio de compras mensuales de
$ 6.996.453 en 2019 a $ 5.520.342 mensuales en 2020.
Lograr un equilibrio entre gastos y recursos es la premisa de cualquier
administración eficiente y en esa tarea andamos desde el primer día de nuestra
gestión, poniendo orden donde hacía falta y estableciendo mecanismos de control
que siempre son necesarios en organizaciones públicas.
Son varios los rubros en los que los indicadores hablan por sí mismos. El gasto de
la política, que mucho dio que hablar recientemente, representado por los salarios
del personal de gabinete, se redujo en un 11% en comparación con la anterior
administración. Realizamos, además, ahorros significativos en varios ítems, como
es el caso del combustible, especialmente en nafta súper; en la compra de insumos
de computación, productos de tratamiento de efluentes cloacales, mantenimiento
del parque automotor; artículos de electricidad, y hasta en simples productos de
limpieza sólo ajustándonos a los mecanismos de compra que establece la Ley. En
el rubro de energía, por su parte, en enero, se pagó a ENERSA un 31% menos que
en noviembre de 2019 y en febrero de 2020 un 38% menos que en diciembre de
2019.
Con todos estos indicadores quiero evidenciar que estamos cuidando los recursos
de los mariagrandenses, llevando adelante una administración austera, responsable
3
y transparente, porque sólo de esta manera podremos consolidar la confianza del
gobierno con los vecinos y desplegar el plan de gobierno oportunamente votado.
Avanzamos, además, en la articulación con otros niveles de gobierno, como es el
caso de la Administradora Tributaria de Entre Ríos (ATER), con quien esta semana
firmamos un convenio para intercambiar información catastral e impositiva. Nuestro
objetivo, como gobierno local, es trabajar en la unificación, adecuación y
digitalización de la información para tener un municipio más moderno, abierto y
transparente, logrando de esta forma la optimización de los recursos, que siempre
son escasos, y evitando la duplicación de esfuerzos.
Dentro de este eje estamos trabajando en la regularización y normalización de las
normativas catastrales vigentes y en la realización de una actualización voluntaria
de datos catastrales que estará vigente hasta el 30 de abril próximo. Se obtuvo la
habilitación de la clave para el sistema de catastro de la provincia, inactiva hace
más de un año.
Finalmente quiero anunciarles que pronto ingresará al Concejo un proyecto de
ordenanza de moratoria impositiva para la regularización accesible de las deudas
contraídas por los vecinos hasta el 31 de diciembre de 2.019 con el municipio
Personal municipal
El equilibrio del plan de cuentas es nuestra meta, sin que esto signifique resentir la
actividad municipal en la ciudad. Como equipo de gobierno tenemos claro dónde
hay que canalizar las inversiones. Gran parte de ellas deben realizarse en trabajos
públicos, que aspiramos a materializar en un plan de obras que conviertan a María
Grande en la ciudad que queremos. Por otra parte, entendemos que los recursos
también deben significar una mejora para quienes día a día trabajan por la ciudad.
Con los trabajadores municipales, y con sus entidades representativas, dialogamos
desde mucho antes de asumir y en este corto tiempo construimos una relación de
confianza mutua que nos permitió mejorar el salario del personal. A poco de asumir
concedimos aumentos del 35% a quienes realizan tareas de corte de pasto y de un
20% a operarios de la planta recicladora. Más recientemente, en febrero, acordamos
un incremento del 15% de los salarios como así también el otorgamiento de un bono
de $1.500 que fue abonado el 6 de marzo pasado.
Durante esta semana también entregamos ropa de trabajo al personal y pese a que
se trata de una obligación, no encontramos registro alguno de periodicidad o
frecuencia de entregas anteriores. Además, se fortaleció el uso y provisión de
elementos de seguridad y protección personal.
En el tema de personal es justo decir que, al asumir, observamos
recategorizaciones recientes que fueron realizadas en forma arbitraria por la
anterior administración en el tramo final de su gestión. Los trabajadores no tienen la
culpa de esta situación, los responsables son aquellos que toman decisiones de
este tipo y que juegan con la necesidad de la gente. Ante estas situaciones
4
realizamos los cambios estrictamente necesarios, garantizando la fuente laboral de
la mayoría de los empleados, siempre que los mismos se comprometan como
servidores públicos al servicio de la comunidad. Actuamos de esta manera porque
nuestra lucha no es contra los trabajadores, sino con los trabajadores. Con ellos y
con todos los vecinos queremos hacer de María Grande la ciudad que queremos.
Destacamos, en este sentido, la predisposición del personal para trabajar juntos.
Al asumir la gestión, como es habitual en un recambio institucional, diseñamos una
nueva organización funcional que derivó en la interrupción de algunas
contrataciones y en la incorporación de nuevos roles y responsabilidades. La
Municipalidad de María Grande tiene, en este sentido, una planta de personal
razonable y entendemos que no debe ampliarse en forma significativa, ya que si así
lo hiciéramos contribuiríamos a distorsionar el equilibrio entre recursos y gastos que
es lo que buscamos, como lo señalé anteriormente.
Obras y Servicios Públicos
En cuanto al desenvolvimiento cotidiano de la ciudad nuestra prioridad, desde el
primer día, fue trabajar para cambiar el aspecto de María Grande. Lo dijimos en el
proceso electoral y lo ratificamos con nuestras acciones de gestión: la limpieza
urbana y el mejoramiento de la traza vial no admitían dilaciones. Fue por esta razón
que lo primero que hicimos fue avanzar con el mejoramiento de la red vial y en el
bacheo en las calles de la ciudad.
La tarea que en estos temas viene realizando la Secretaría de Obras y Servicios
Públicos está todavía lejos de lo que nos proponemos, pero el cambio ya es notorio
y bien valorado por los vecinos. Lo mismo ocurre con la prestación de servicios, que
tratamos de optimizar, entre ellos el de riego, especialmente en la etapa estival.
Desagües pluviales: a pocos días de haber asumido sufrimos una copiosa lluvia,
lo que dejó en evidencia los escasos desagües que tenían nuestros barrios. Comen
con un relevamiento topográfico de barrio Castaldo con el fin de determinar cotas y
sentidos de escurrimientos, trabajo que nos permitirá poder solucionar los
problemas de desagües. Hoy estamos realizando un estudio topográfico similar en
el barrio Cardozo. Para dar una rápida solución a nuestros vecinos se destaparon
todas las alcantarillas y rectificaron los cauces de las cunetas existentes, logrando
de esta manera asegurar el escurrimiento de las aguas en toda la ciudad.
Bacheo: se realizaron trabajos de bacheos de hormigón en calle Hipólito Irigoyen
esquina Córdoba y calle 9 de Julio, además se repararon cordones cuneta en calle
Irigoyen, Córdoba, San Martin, 9 de Julio, Av. Argentina, y Av. Urquiza.
Se construyeron rampas para facilitar la circulación de los peatones en las
intersecciones de calles 9 de Julio y San Martin, Córdoba y Urquiza, Irigoyen y
Córdoba.
Con respecto a las arterias de broza de nuestra ciudad, se realizó el perfilado,
relleno y saneamiento en todas las calles, logrando de esta manera restituir el gálibo
5
correspondiente para asegurar la transitabilidad y el escurrimiento de las calzadas.
Como contamos con una motoniveladora de bajo rendimiento, se buscó la mayor
optimización de recursos, concentrando los trabajos por barrios y logrando de esta
manera, en este trimestre intervenir en toda la ciudad.
Limpiamos, además, las lagunas cloacales, trabajo que debe realizarse
regularmente y que, sin embargo, desde hace mucho tiempo no se hacía.
Trabajamos también junto con las instituciones educativas de la comunidad en la
limpieza y desinfección de los tanques de agua de todos los establecimientos y en
el desmalezado de patios durante el receso escolar.
Desde este sector también encaramos diferentes obras, como las que concretamos
en el Cementerio, donde realizamos la construcción de veredas y acondicionamos
la oficina existente en dicho espacio. Se puso en funcionamiento un pozo de agua
existente en el predio del ex ferrocarril y, con el compromiso de los trabajadores, se
intensificó la tarea de taller que permitió, entre otras cosas, iniciar la fabricación de
caños de hormigón para uso municipal. En este mismo sentido quiero contarles que
en los próximos días llamaremos a licitación para comprar una máquina que nos
permitirá fabricar bloques y adoquines que serán utilizados en los trabajos públicos
municipales.
En materia de obras en los próximos días se comenzarán los trabajos de cordón
cuneta en calle 1º de mayo, entre Calderón y Solari. Muchos de los vecinos viven
en este sector hace más de 40 años y recién ahora accederán a esta mejora. En
cuanto al pavimento recibimos los reclamos de vecinos de calle Irigoyen, que en el
año 2018 habían formado un consorcio para la pavimentación de una cuadra. La
misma está en un gran porcentaje paga, pero todavía sigue sin pavimentar. Nuestro
compromiso como Municipio es hacer el esfuerzo para concretar los trabajos
comprometidos.
Los espacios públicos cumplen un rol fundamental en nuestra sociedad ya que son
espacios de integración social que mejoran la calidad ambiental y la seguridad de
todos los vecinos, por esto nuestro deseo de refuncionalizarlos y revalorizarlos.
Desde el primer día se optimizaron las tareas de corte de pasto, designando un
responsable y diagramándolo concentrado por sectores, logrando mayor eficacia en
el corte y en el control sobre los cortadores, reduciendo notablemente el consumo
de combustible en motoguadañas, respecto a la gestión anterior. Fueron necesarias
7.323 horas de trabajo acumuladas para brindar este servicio en toda la ciudad.
Se comenzaron trabajos de puesta en valor y recuperación en la Reserva Natural,
en esa zona también tenemos proyectado crear una zona de Camping, que es una
demanda real y concreta de vecinos y de quienes nos visitan con fines turísticos.
Obra de Hábitat: en barrio Castaldo la gestión anterior había comenzado la obra
de hábitat que contempla básicamente la realización de red cloacal, un nexo cloacal,
conexiones domiciliarias, playón deportivo, alumbrado público, tanque de reserva
de agua, y equipamiento urbano. Cuando nos hicimos cargo no encontramos la
documentación respaldatoria a los trabajos realizados, en donde se nos indicara el
6
porcentaje de avance físico de la obra, como así también libros de comunicación
entre comitente y ejecutor (en este caso la municipalidad), solamente un informe de
avance financiero que indica que la obra ha tenido un desembolso del 52% del
monto total ($ 15.000.000,00 aprox.). Viajamos a la Ciudad de Buenos Aires para
asesorarnos sobre el tema, donde se nos manifestó sobre el atraso y la necesidad
de cerrar la obra o terminarla; dependiendo esto de la voluntad política de las
nuevas autoridades nacionales.
En cuanto a los ítems ejecutados, presentan algunos problemas, básicamente en el
nexo cloacal con los vecinos lindantes a la descarga de la cañería de impulsión; el
tanque de reserva de 50.000 lts. de agua recientemente montado por esta gestión
no posee la vinculación a la red existente por lo cual dicho tanque no se ha podido
poner al servicio de los vecinos. Resumiendo, hoy tenemos una obra, que se
encuentra sin terminar y no sabemos si dispondremos de los fondos asignados para
terminar con la misma.
Desarrollo Humano
En lo que respecta al área de Desarrollo Humano realizamos con éxito la Colonia
de Vacaciones con la participación de aproximadamente 150 niños y niñas entre 6
y 12 años de edad, cumpliendo los objetivos que se habían trazado. Recientemente
comenzamos con la etapa de preinscripción para el Jardín Maternal Municipal, que
es un anhelo largamente añorado por la comunidad. El mismo, como lo anunciamos,
estará destinado a niños y niñas desde los 45 días hasta los 5 años y funcionará en
las instalaciones del Centro Integrador Comunitario, pretendiendo brindar un
servicio público de calidad en la primera infancia, en beneficio de los padres que
asistan a establecimientos educativos en horario nocturno, con la intención de
ampliar la oferta a otros turnos en un futuro cercano. A propósito de este tema quiero
contarles que, al día de la fecha, desde que iniciamos la preinscripción, ya
duplicamos la cantidad de plazas disponibles. Esto da cuenta de la necesidad de la
existencia de este tipo de espacios.
En materia educativa también debo mencionar la reciente apertura de la instancia
de inscripción para el otorgamiento de beneficios a estudiantes, en el marco de lo
que estipula la Ordenanza N°764/17, referida al Sistema de Becas Municipales
Permanente.
En esta área de trabajo seguimos articulando acciones con la ANSES y
recientemente tuvimos a nuestro cargo la organización del operativo de entrega de
la tarjeta AlimentAR a unos 250 beneficiarios mariagrandenses.
Una referencia especial merece la decisión que tomamos de discontinuar el
convenio por el cual el Municipio le cedió en comodato, a escasos días de concluir
la gestión anterior, las instalaciones donde funcionaban los Centros educativos bajo
dependencia del Consejo General de Educación. Esta situación, como lo
manifestamos públicamente, nos sorprendió en nuestra buena fe, porque no fue
7
informada en la etapa de transición y porque condicionaba la voluntad de nuestra
gestión. La medida fue tomada de manera inconsulta por las autoridades anteriores,
sin que en estos espacios estén garantizadas condiciones mínimas para el
desarrollo de las actividades que allí tenían lugar.
Como gobierno estamos convencidos de la importancia de la educación, en todas
sus modalidades, para el desarrollo social e individual de los vecinos de nuestra
localidad. Por esta razón, desde el primer momento, pusimos a disposición de las
autoridades del Consejo varias alternativas para lograr una solución y finalmente, a
partir del diálogo, logramos un buen entendimiento que optimiza la continuidad de
los Centros en la ciudad los cuales ocuparán 5 lugares municipales con las
condiciones edilicias, de salubridad y seguridad necesarias.
En el Centro Integrador Comunitario estamos realizando un gran trabajo. Allí se
brindan servicios de salud a la comunidad en general y, en particular, a los vecinos
del Barrio Martín Fierro. En este espacio tomamos algunas decisiones para lograr
la refuncionalización de los servicios. Se dio continuidad a los profesionales que
venían trabajando en la atención permanente -dos médicas generalistas, una
odontóloga, una fonoaudióloga, una kinesióloga, una otorrinolaringóloga y dos
enfermeras- y se incorporó el servicio de ecografías, un médico Pediatra y servicio
de enfermería todos los días de la semana. Creamos, además, el espacio de salud
mental, a cargo de una médica psiquiatra y un psicólogo, lo que permitirá por
primera vez dar una respuesta y abordaje interdisciplinario en temáticas tan
sensibles como las adicciones, el suicidio adolescente y la violencia.
También se mantuvo la relación con el equipo de Hábitos Saludables conformado
por tres Nutricionistas de nuestra ciudad, que a partir de ahora contarán con un
espacio físico en este Centro para optimizar su trabajo y atención a los vecinos.
En este mismo lugar se está llevando adelante el “Consultorio del deportista” donde
jóvenes y niños de los 3 clubes de la ciudad están recibiendo atención médica de
control y estudios cardiológicos, solicitados para la práctica del deporte en forma
segura y preventiva de riesgos.
Trabajamos también para que nuestros vecinos vivan mejor y mediante pequeñas
acciones concretamos grandes soluciones para distintas familias en situación de
vulnerabilidad. En este primer trimestre brindamos soluciones habitacionales a
cinco familias de la ciudad mediante la realización de trabajos de refacción de
viviendas, terminación de habitaciones y colocación de techos. Este es uno de los
temas que nos preocupa y nos ocupa, junto con la demanda de fuentes de trabajo,
ya que se trata de necesidades básicas insatisfechas.
Nos desvela, además, trabajar fuertemente en materia de viviendas y para ello
estamos avanzando en dos direcciones. En primer lugar, queremos concretar un
Banco Municipal de Tierras que nos permita disponer y administrar inmuebles
públicos para implementar estrategias municipales de desarrollo urbano, económico
y social. De esta manera podríamos contar con recursos genuinos para satisfacer
las demandas que surjan del propio crecimiento y desarrollo de la localidad, como
8
así también para poner a disposición de futuros planes habitacionales que
provengan del Estado nacional o provincial.
Nuestro bloque de Concejales está trabajando en un proyecto de ordenanza para la
creación de un Plan Municipal de Viviendas. María Grande fue pionera en crear
medios de acceso a la vivienda para familias mariagrandenses a través de círculos
cerrados y hoy muchas localidades vecinas sostienen lo que nosotros creamos y no
supimos mantener. Hay un amplio sector de nuestra comunidad que no posee
vivienda, los planes provinciales o nacionales no pueden satisfacer toda la
demanda, y sus ingresos tampoco les permite tener la capacidad de compra o
construcción. Para todos ellos queremos implementar un plan de viviendas que
cubra la necesidad, mediante el desarrollo de un sistema solidario con
administración municipal que, además, sea generador de trabajo para quienes
están en el sector de la construcción.
En el Hogar de la Tercera edad el Estado municipal también está presente.
Llevamos a cabo tareas de mantenimiento general y acondicionamiento,
garantizando a nuestros viejos una mejor calidad de vida, en un lugar digno donde
además están contenidos y acompañados profesionalmente. Con respecto a este
punto quiero informar que realizamos gestiones ante la provincia y que pronto
contaremos con la habilitación de este lugar por parte del Ministerio de Desarrollo
Social, permitiéndonos acceder a distintos programas del gobierno.
Las personas con discapacidad también son parte de nuestras políticas públicas. El
5 de marzo pasado, mediante Decreto Nº 27/2020, creamos el Área de
Discapacidad que es el puntapié inicial de numerosas acciones de inclusión real
que vamos a llevar adelante desde este lugar, entre ellas la creación de un registro
de personas con discapacidad. Esto nos permitirá conocer la cantidad de vecinos
que tienen algún tipo de discapacidad y obrar en busca de soluciones para
facilitarles el acceso a herramientas y dispositivos que mejoren cuantitativa y
cualitativamente su calidad de vida.
Nos moviliza, además, sembrar cultura del esfuerzo y del trabajo y alentar el
autoempleo y el emprendedurismo. Proyectamos, para ello, la creación de un
Parque Huerta flori-hortícola que será un emprendimiento en el cual, un grupo de
mujeres, llevará adelante la producción de plantines florales y verduras destinadas
al autoconsumo y la comercialización de excedentes en la Feria Local o entrega de
los mismos a instituciones de la localidad como el Comedor del CIC y el Hogar
Municipal de la Tercera Edad. Para la concreción de este proyecto se pondrá a
disposición un terreno existente en calles Simón Bolívar y Pedro Apaz, sobre Ruta
32, de 2500 mts. cuadrados. El mismo está emplazado en el Barrio Castaldo, lugar
conocido como “ex matadero”.
Cultura y Deportes
9
En las áreas de Cultura y Deportes recientemente designamos las personas que
estarán al frente de estos espacios de gestión y tenemos, por delante, muchas
expectativas en las tareas que realizarán junto a distintos sectores de la comunidad.
La política pública cultural, como ya se puso de manifiesto, se caracterizará por un
uso intensivo de los espacios públicos, como así también por el diálogo constante
con los emprendedores y trabajadores de la cultura. Una mención especial merece
la realización de los conversatorios que tuvieron lugar durante enero y que nos
abrieron un abanico de posibilidades para llevar a cabo acciones conjuntas con
ormamentadores, academias de baile, artesanos, músicos y emprendedores. Una
muestra de todo lo que podemos hacer a partir del asociativismo es el evento “María
es Carnaval” que tuvo lugar en el Paseo de los Artesanos el 23 y 24 de febrero
pasado con singular éxito.
Además de las actividades organizadas desde el gobierno municipal también
brindamos el apoyo a fiestas sociales y populares de larga tradición en la
comunidad, como es el Festival del Jornalero, organizado por la Vecinal Barrio Sur
el 4 de enero pasado en el anfiteatro, la Fiesta de la Empanada, de la Cerveza y de
la Cooperadora del Hospital.
En cuanto a la política municipal de Cultura actualmente tenemos abierta la
convocatoria a la presentación de propuestas de talleres que serán parte de la oferta
municipal de este año para todos los vecinos de la ciudad.
Tenemos proyectado seguir con las obras en el Polideportivo para poder desarrollar
actividades que no se realizan en los clubes de nuestra ciudad. Con estas
instituciones tenemos previsto trabajar en forma conjunta para complementar el
desarrollo deportivo de nuestros niños, jóvenes y adultos. Se están evaluando
distintos proyectos para integrar a todos y aumentar el abanico de disciplinas que
sirvan de contención a aquellos que quieran desarrollar actividades físicas.
La gestión en otras áreas
En materia turística estamos abocados a la formulación de políticas para este sector
que consideramos estratégico para la economía local. El trabajo del Estado, en esta
materia, siempre debe ser complementario al que se realiza en el sector privado.
María Grande es dueña de un entorno natural privilegiado y tiene dos
emprendimientos importantes, Termas de María Grande e Interlagos, con quienes
deberemos trabajar en conjunto en acciones promocionales hacia fuera y dentro de
la ciudad.
Al inicio de nuestra gestión comenzaba la temporada alta en los complejos
turísticos, a los cuales les brindamos los servicios necesarios que eran requeridos
y que anteriormente no se realizaban –riego y perfilado de calles, recolección de
residuos, etc-.
10
En estos días se firmaron importantes convenios de reciprocidad turística con los
municipios de Santa Rosa de Calamuchita y Villa de Merlo, en los cuales nos
comprometimos al intercambio de información y promoción de nuestras localidades.
Durante el mes de enero se instaló un puesto de información en la entrada de ambos
complejos y se realizó una encuesta para obtener datos sobre los visitantes que
llegan a nuestra ciudad y nos permitan tomar decisiones en beneficio del desarrollo
turístico.
Finalmente, en cuanto a otras acciones de gestión es pertinente mencionar que
continuamos con el otorgamiento de créditos para emprendimientos productivos,
refacción de viviendas y para la concreción de instalaciones de gas. También se
desarrollan con éxito los cursos de manipulador de alimentos que son condición
indispensable para el acceso al carnet.
Respecto a las gestiones, desde el Departamento Ejecutivo Municipal entablamos
vínculos con organismos del Gobierno Provincial y Nacional, en este último caso
con el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento, y avanzamos en
conversaciones con el sector universitario, científico y tecnológico para trabajar en
el monitoreo y control de la calidad del agua que consumimos los mariagrandenses.
El apoyo y acompañamiento al sector industrial local tiene que ser uno de nuestros
objetivos claros y vectores. Se está trabajando en la reorganización del Área, en sus
servicios y distribución; está en ejecución la obra de alumbrado en las calles de la
misma.
Por último, quiero contarles que en el próximo bimestre vamos a redefinir la
modalidad de vínculo del Estado Municipal con los ciudadanos, creando para ello
un Centro de Atención al Vecino donde se podrán canalizar reclamos, sugerencias,
consultas y denuncias en temas que tengan que ver con el ámbito de actuación
municipal. Esto nos permitirá brindar una mejor calidad de atención, pero también
trabajar de mejor manera hacia el interior de la organización. Estar cerca del vecino
fue una promesa de campaña, refaccionamos un espacio físico que será inaugurado
en los próximos días en el Barrio Castaldo, la “muni en tu barrio” es una realidad.
Consideraciones finales
Tenemos por delante un año de labor intensa. Tenemos vocación y prepotencia de
trabajo para hacer de María Grande la ciudad que queremos. Y tenemos también
una situación de coyuntura insoslayable, ya que cada una de nuestras acciones,
proyectos y programas se inscriben en un contexto que se avizora complejo,
inestable y turbulento. Lo macro es siempre condicionante de lo micro y Argentina
y Entre Ríos, en particular, están en una situación crítica que requerirá de mucha
responsabilidad, prudencia y más diálogo.
Los problemas macroestructurales del país y la provincia preocupan, sin distinción,
tanto a oficialistas como opositores. Los mensajes de apertura de sesiones
ordinarias que recientemente realizaron el Presidente Alberto Fernández y el
11
Gobernador Gustavo Bordet describen una situación compleja. El país y la provincia
están en una encrucijada frente al futuro y estas situaciones nos deben convocar a
todos los actores de la vida pública y política a sumar nuestros aportes, porque lo
que está en juego es nada más y nada menos que el futuro de las próximas
generaciones.
Con ambos Estados, nacional y provincial, aspiramos a tener una relación sólida y
a que las diferencias de signo político no sean un impedimento para que todos,
juntos, podamos llevar soluciones a los mariagrandenses. Nuestra vocación de
diálogo no es sólo una expresión de discurso, sino también algo que ponemos en
práctica realizando gestiones para encontrar soluciones a los problemas de los
vecinos.
La situación económica y financiera del país y la provincia es delicada, pero
esperamos encontrar los interlocutores adecuados para que entre todos podamos
hacer de María Grande una mejor ciudad. La ciudad que queremos no se construye
con exclusiones, sino entre todos lo que tenemos vocación pública y esto
comprende también a quienes hoy son parte del Honorable Concejo Deliberante.
Decíamos antes que María Grande puede más y ratificamos esa premisa de
esperanza. Puede mucho más, incluso, si todos los que estamos aquí, con la fuerza
de los vecinos, nos proponemos hacer de nuestro lugar un mejor lugar para vivir y
desarrollarnos. Para ello debemos actuar sin mezquindades y con ahínco. Los
convoco y los invito a esta tarea que no es simple pero tampoco imposible, ya que
por sobre cualquier diferencia nos une el ser mariagrandenses.
Con estas palabras dejo formalmente inaugurado un nuevo período de Sesiones
Ordinarias del Concejo Deliberante.
Nada más, muchas gracias.