San Lorenzo nunca pudo agarrar la manija del encuentro y Central Córdoba lo complicó en cada uno de los contraataques que tuvo. De hecho, sobre los 21’, el conjunto visitante aprovechó los espacios defensivos en los retrocesos del local y forzó la expulsión de Gianluca Ferrari, que bajó en la medialuna a Jonathan Herrera cuando se iba derecho para el arco.

Esa baja obligó a Juan Antonio Pizzi a mover las piezas a definir el ingreso deGonzalo Rodríguez para volver a ordenar la zaga central. Quien le dejó su lugar fue Oscar Romero. Pero eso no mejoró el panorama para El Ciclón que, a los 31’, sufrió el primer gol del encuentro: Jonathan Herrera fue el encargado de marcar el 1-0.

(Télam)

(Télam)

La segunda parte repitió la tónica de la primera, pero San Lorenzo gozó de algunos minutos de ilusión. Sobre los 23’, luego de un centro por lo bajo desde la derecha, Nicolás Correa intentó un rechazo que quedó corto y le dejó la pelota a Bruno Pittón -el inesperado goleador del torneo, con cuatro tantos- que dispuso el empate parcial.

Solo tres minutos le duró la esperanza al Ciclón. Central Córdoba repitió la fórmula con sus contras veloces: Gervasio Núñez asistió a Lisandro Alzugaray, que definió con gran calidad por encima del cuerpo del arquero Nicolás Navarro.

Marcelo Meli iba a darle una de las últimas estocadas a los de Pizzi a cuatro minutos del cierre. El Ferroviario hilvanó una buena jugada colectiva y el mediocampista se despachó con un soberbio remate desde la medialuna para marcar el 3-1. El broche de oro de la jornada quedó en los pies de Alzugaray que, a los 46’, selló el 4-1 definitivo.

JAVIER GONZALEZ TOLEDO / Fotobaires

JAVIER GONZALEZ TOLEDO / Fotobaires

San Lorenzo sufrió su tercera derrota en las últimas cuatro fechas y desperdició una gran chance para llegar a lo más alto de la tabla de posiciones. El Ciclón se mantiene con 16 puntos, dos por debajo de los líderes Boca Juniors y Argentinos Juniors. El Xeneize aún no jugó su partido de esta fecha y podría alejarse aún más de los del Bajo Flores.

Central Córdoba, en cambio, se llevó mucho más que tres puntos. El equipo de Coleoni logró su segunda victoria en forma consecutiva, llegó a 11 unidades en la tabla de la Superliga y, al menos de manera transitoria, logró su objetivo de quedar por fuera de la zona de descenso, donde cayó Rosario Central.