Hoy, 131 años después de aquel sacrificado comienzo, sus descendientes, celosos guardianes de las tradiciones de sus antepasados, y herederos del mismo carácter, pergeñaron una iniciativa que movilizó a los habitantes de Aldea Santa María con la intención de conservar el legado material de sus ancestros: la edificación del Museo “Pedro A. Sack”.

EL CAMINO DE LOS ABUELOS

Una travesía única realizada por un grupo de descendientes de los Alemanes del Volga, oriundos de Aldea Santa Anita (Departamento Uruguay), cuyo destino final es la Aldea Santa María con motivo de la inauguración allí, del Museo “Pedro A. Sack”, representativo de dicha colectividad. Pasó por María Grande, última posta de un largo viaje de 250 kilómetros a través de los cuales unieron pueblos y rescataron tradiciones, repitiendo el mismo itinerario que hace 118 años sus ancestros realizaban con la vocación de poblar, sembrar el campo y esparcir y afianzar su fe y su cultura.


 

INAUGURACIÓN DEL MUSEO DE LOS ALEMANES DEL VOLGA

Con el propósito de preservar el rico y singular patrimonio cultural de los Alemanes del Volga, un grupo de vecinos de Aldea Santa María encaró la creación del Museo “Pedro A. Sack”, representativo de esta destacada colectividad. Este ambicioso sueño, se materializó con la inauguración de la primera etapa del Museo, un hecho que marca un hito en la historia de este pequeño pero pujante poblado que a partir de ahora contará con este espacio para resguardar la memoria de sus antepasados que arribaron a la Argentina a finales del siglo XIX y principios del XX.

Estoy honrado de haber sido parte de este gran acontecimiento de relevancia cultural. Comparto con ustedes algunas imágenes de los festejos