Para los famosos, el verano significa facturación, vidriera y vacaciones. El desembarco de varias figuras en Punta del Este no es casualidad. Llegan hasta ahí por la posibilidad de ser la atracción de los varios eventos de la temporada, un rol que no cumplen gratuitamente. Las marcas pagan sumas increíbles por la presencia de algunas celebrities, que a cambio aseguran difusión y convocatoria de medios.
¿Quiénes son las más buscadas? Según la revista Noticias, Pampita encabeza la nómina de las famosas que auguran un evento top. Su cachet ronda entre los 5 y 8 mil dólares y puede ser más si la modelo incluye una publicación de la marca en sus redes sociales (en Instagram, por ejemplo, tiene 3 millones de seguidores).

Por ejemplo, un fin de semana Pampita fue contratada por un fondo de inversión que organizó un almuerzo en José Ignacio y su trabajo fue sacarse selfies con los invitados. Por esa actividad se llevó 10 mil dólares.

La revista señaló además que la modelo no asiste a eventos que no son pagos y la única excepción que hizo en 2019 fue a una fiesta de su amiga Puli de María, que es la madrina de uno de sus hijos.

Otras que también pican alto en el book de eventos esteños son Nicole Neumann -4 mil dólares- y Calu Rivero, que en vez de un cheque prefiere canjes. Así consiguió, por ejemplo, los muebles de su nueva casa de Punta del Este y ropa de la última colección de una importante marca. Flor Vigna también incursionó en el negocio eventero este verano, pero su precio es más módico: 2 mil dólares. Zaira Nara aprovecha el verano a full para facturar, pero la publicación no aportó su cachet.

Susana Giménez y Natalia Oreiro son las figuras más top a las que un evento podría aspirar. Por eso, manejan números bien diferentes y sus presencias son muy esporádicas. La conductora, que está instalada desde diciembre en su chacra La Mary, pide 20 mil dólares por evento. La actriz uruguaya, en tanto, ronda los 30 mil y no suele veranear en Punta.

Fuente: Tn Show