Se trata de un salto de calidad institucional que invita a los ciudadanos a cumplir un rol relevante dentro de uno de los poderes del Estado, otorgándoles una gran responsabilidad y fortaleciendo la confianza de la comunidad hacia el sistema de justicia en su conjunto.

Será un enorme desafío para todos aquellos que tendrán intervención en alguna o algunas de las etapas del Juicio por Jurados, capacitarse para así poder ejercer su rol de la mejor manera, permitiendo arribar a soluciones más justas.

Sin dudas que estamos ante un hecho histórico que abre una nueva etapa de transparencia institucional para nuestra provincia.