En el partido de ida, en Santiago, habían igualado 1 a 1 y como no había ventaja, todo se definió desde los 12 pasos.

Allí fue más certero el equipo del DT cordobés Gustavo “Sapo” Coleoni, que obtuvo el histórico ascenso a la Primera División.

El equipo santiagueño logró así el ansiado regreso a la máxima categoría tras su desempeño entre 1967 y 1971.