El diálogo con la precandidata de CEERVIALE ( Lista 50 )  Belkys Moine

  •  ¿Por qué decidiste  lanzarte como candidata?

Mi precandidatura surge desde el consenso de un grupo diverso de personas que veníamos reuniéndonos en nuestras casas desde mediados del año pasado para pensar lo que pasa en nuestra ciudad y lo que podemos ofrecerle desde nuestro lugar. Con esto quiero decir que mi precandidatura fue un proceso más que una decisión unilateral, porque primero se priorizó el diagnóstico de las problemáticas de Viale y luego pasamos a pensar lo electoral, y no viceversa, como ocurre históricamente en los partidos políticos. Eso mismo es lo que intentamos plasmar en nuestra campaña bajo el lema “Escuchar y Hacer”. Este grupo de trabajo fue creciendo poco a poco, y nutriéndose de otros aportes que se acercaban para sumarse. Así fue que llegamos a esta instancia, con ideas firmes y claridad para hacer de Viale una ciudad con mayor crecimiento y desarrollo.

  • ¿Cómo te recibe la gente?

Recorriendo las calles nos encontramos ante una situación muy compleja. Las preocupaciones son muchas, pero prevalece el tema de la falta de trabajo. El estado de las calles, los cordones cuneta, los desagües y la iluminación están entre las principales demandas.  Percibimos una buena recepción de los vecinos, algo que relaciono a los contenidos de nuestra campaña. Rara vez se ven campañas electorales con contenido programático, y nuestra decisión fue ir con propuestas, con ideas, no con frases vacías, sin sentido. La carta compromiso que firmamos para trasladar el basural es una muestra de que tenemos un programa de gestión, y lo más honesto es comunicarlo a la gente antes de las elecciones con claridad.

  • ¿Cuáles serían algunas de las acciones inmediatas una vez que asuman el gobierno?

Como te decía, el traslado del basural a cielo abierto será una prioridad absoluta desde el primer día de nuestro gobierno. Por otro lado, queremos mejorar la carrera del empleado público municipal, no puede haber gente trabajando tantos años sin ascensos de categorías. Deben existir incentivos para el crecimiento del empleado público, dado que esto afecta decisivamente la calidad de los servicios prestados. En el mismo sentido, creemos que debemos reducir la estructura jerárquica unificando secretarías y subsecretarías. Y, definitivamente, reducir los sueldos políticos es un deber y una obligación ética para la próxima gestión. Ajustar el gasto político va a permitir mejorar las rentas generales de la Municipalidad, lo que redunda en obras.

  • ¿Podría haber acuerdo luego de las PASO?

Las PASO establecen las reglas de juego: el que gana representa al conjunto y el derrotado acompaña. Seguramente, de cara a las elecciones generales de junio, quienes obtengan la victoria tendrán el desafío de convocar y hacer sentir parte a sus contrincantes internos. Entiendo que eso es un proceso que se dará naturalmente en todos los partidos.

  • ¿Cómo evaluás la gestión actual del municipio de Viale?

En general, la gente percibe un gobierno municipal muy alejado de las necesidades del pueblo, sienten que no son escuchados o tenidos en cuenta. Nuestra propuesta es volver a lo básico: escuchar primero, hacer después. No tiene sentido elaborar proyectos ambiciosos sin el apoyo de los ciudadanos. La política de escritorio es totalmente lo opuesto a la impronta que le quiero dar a mi gestión en la Municipalidad: mayor apertura y una democratización de las decisiones, como decimos, escuchando a todos y haciendo por todos.